Astrología psicológica

¿Qué es la Astrología Psicológica?

La Astrología Psicológica, es una herramienta de autoconocimiento y de crecimiento personal y espiritual. Se basa en el principio de Correspondencia “como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba”, que indica que existe una relación entre lo que sucede en el cielo y en la tierra, entre el macrocosmos y el microcosmos, que están interconectados y se reflejan mutuamente. Cuanto más nos conocemos a nosotros/as mismo/as, más conocemos el Universo, y viceversa. El psiquiatra y psicólogo Suizo Carl Jung, que ya utilizaba la astrología en sus consultas, declaró:

“Con considerable seguridad puede esperarse que una situación psicológica dada, bien definida, se acompañe de análoga configuración astrológica. La Astrología consiste en configuraciones simbólicas del inconsciente colectivo, que es el tópico principal de la psicología: los planetas son los dioses, símbolos de los poderes del inconsciente”.

La Carta Natal es un mapa del cielo bajo el que nacimos, en unas coordenadas espacio-temporales determinadas. Es la semilla que se va desarrollando a lo largo de nuestra vida para expresar su potencial, el árbol que somos, nuestra vibración esencial como seres únicos e irrepetibles.

Su interpretación te puede servir para:

  • Reconocer y desarrollar tus potencialidades y talentos innatos.
  • Comprender y afrontar tus dificultades y conflictos, contigo mismo/a y con tu entorno.
  • Descubrir e integrar partes de tu personalidad, de las que no eres consciente.
  • Reconocer tus diferentes personajes internos, y aceptar que todos forman parte de ti y realizan una función necesaria para tu evolución.
  • Descubrir y desarrollar tu Propósito Vital, para tu realización personal y profesional: ¿Para qué estás aquí?
  • Ser consciente de quién eres, y profundizar en tus dinámicas internas: ¿Para qué eres como eres?
  • Ser consciente y responsable de tus acciones, para vivir con más libertad.
  • Comprender y dar sentido a experiencias significativas de tu historia vital y observarlas desde un nivel más profundo.
  • Reconocer patrones vitales repetitivos para poder trascenderlos.